Desde el 4/3/2024, empresas de más de 50 empleados deben implantar obligatoriamente el protocolo de acoso LGTBI

Desde el 4/3/2024, empresas de más de 50 empleados deben implantar obligatoriamente el protocolo de acoso LGTBI

logo-audidat-2024.png

Desconexión digital: el derecho a respirar en un mundo hiperconectado

En este artículo hablamos sobre:

 

  • Derecho a la desconexión digital: Garantiza el respeto al descanso fuera de la jornada laboral.
  • Legislación: Avalado por la Ley Orgánica 3/2018 y el Estatuto de los Trabajadores.
  • Consecuencias del incumplimiento: Sanciones de hasta 225.000 euros por violaciones del derecho.
  • Extensión del derecho: Incluye medios personales del trabajador como correos electrónicos y WhatsApp.

Contexto y legislación

En una sociedad cada vez más digitalizada, establecer límites entre la conectividad digital y la desconexión se vuelve crucial, especialmente en el ámbito laboral. La desconexión digital es un derecho reconocido que permite a los trabajadores desconectar de los dispositivos digitales profesionales fuera de su horario laboral, garantizando así su descanso, privacidad y conciliación personal.

Ley Orgánica 3/2018

El derecho a la desconexión digital se fundamenta en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales. En su artículo 88, la ley establece que tanto los trabajadores como los empleados públicos tienen derecho a la desconexión digital para asegurar el respeto a su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como a su intimidad personal y familiar.

Estatuto de los Trabajadores

El Estatuto de los Trabajadores refuerza este derecho en su artículo 20 bis, que contempla que “los trabajadores tienen derecho a la intimidad en el uso de los dispositivos digitales puestos a su disposición por el empleador, a la desconexión digital y a la intimidad frente al uso de dispositivos de videovigilancia y geolocalización”.

Implicaciones prácticas

En la práctica, esto significa que los empleados pueden desconectar sus dispositivos laborales durante sus tiempos de descanso sin temor a represalias. La empresa debe respetar este derecho, y el incumplimiento puede llevar a sanciones que van desde los 750 hasta los 225.000 euros.

Uso de medios personales

Es común que los empleadores contacten a los trabajadores fuera del horario laboral a través de medios personales como el correo electrónico o WhatsApp. Sin embargo, el derecho a la desconexión digital también se aplica a estos medios. Los empleados no están obligados a responder a comunicaciones laborales en sus tiempos de descanso y no están obligados a proporcionar sus datos personales, como número de teléfono o correo electrónico, a la empresa sin su consentimiento.

Consentimiento y protección de datos

La Agencia Española de Protección de Datos establece que para que los trabajadores faciliten estos datos personales, la empresa debe contar con el consentimiento previo del empleado. Además, los empleados pueden ejercer sus derechos de oposición o supresión en cualquier momento.

Algo esencial en la era actual 

El derecho a la desconexión digital es esencial en la era actual, donde la conectividad constante es la norma. Este derecho exige a las empresas desarrollar políticas y procedimientos internos que garanticen el descanso y la privacidad de los trabajadores. Fomentar la desconexión digital no solo mejora la salud física y mental de los empleados, sino que también aumenta la productividad, favorece un ambiente laboral saludable y facilita la conciliación de la vida laboral y personal.

Más artículos sobre cumplimiento normativo

Más de 20 años cumpliendo contigo

¿Necesitas ayuda?

Te asignaremos un consultor experto para buscar una solución a tu problema en menos de 24h. ¡Escríbenos!

¡Será un placer ayudarte!

¿Necesitas asesoramiento personalizado?
¿Necesitas un presupuesto a medida?

Te ayudamos

Coméntanos tu problema para asignarte un consultor especializado y darte una solución jurídica en menos de 24hs.