Desde el 4/3/2024, empresas de más de 50 empleados deben implantar obligatoriamente el protocolo de acoso LGTBI

Desde el 4/3/2024, empresas de más de 50 empleados deben implantar obligatoriamente el protocolo de acoso LGTBI

logo-audidat-2024.png

Interés legítimo en protección de datos: guía completa

En este artículo hablamos sobre:

El interés legítimo es uno de los fundamentos más importantes en la protección de datos personales. Este concepto permite a las organizaciones tratar datos personales sin necesidad de obtener el consentimiento explícito del titular de los datos, siempre y cuando se cumplan ciertas condiciones y se garantice que los derechos y libertades del individuo no sean afectados de manera significativa. En este artículo, exploraremos en profundidad qué es el interés legítimo, sus fundamentos, ejemplos y cómo se aplica en el tratamiento de datos personales.

¿Qué es el interés legítimo?

El interés legítimo es una de las bases legales establecidas por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea para el tratamiento de datos personales. Según el artículo 6(1)(f) del RGPD, el tratamiento de datos es lícito si “es necesario para la satisfacción de intereses legítimos perseguidos por el responsable del tratamiento o por un tercero, siempre que sobre dichos intereses no prevalezcan los intereses o los derechos y libertades fundamentales del interesado que requieran la protección de los datos personales”.

En otras palabras, el interés legítimo permite a una organización procesar datos personales sin el consentimiento del individuo, siempre y cuando:

  1. La organización persiga un interés legítimo.
  2. El tratamiento de los datos sea necesario para ese interés.
  3. Los derechos y libertades del individuo no se vean seriamente afectados.

Fundamentos del interés legítimo

Para que el tratamiento de datos personales basado en el interés legítimo sea válido, se deben cumplir varios requisitos esenciales:

Evaluación de la legitimidad del interés

El primer paso es determinar si el interés que persigue la organización es legítimo. Esto significa que debe ser un interés real y concreto, y no simplemente un beneficio comercial general. Ejemplos de intereses legítimos pueden incluir la prevención del fraude, la seguridad de la red y de la información, o la mercadotecnia directa.

Necesidad del tratamiento

El tratamiento de datos debe ser necesario para alcanzar el interés legítimo. Esto implica que no debe haber otra manera menos intrusiva de lograr el mismo objetivo. Si existen métodos alternativos que puedan cumplir con el mismo propósito sin necesidad de tratar los datos personales, entonces no se puede justificar el uso del interés legítimo.

Evaluación del equilibrio

Es crucial realizar una evaluación de equilibrio para garantizar que los intereses, derechos y libertades del individuo no prevalezcan sobre el interés legítimo de la organización. Esta evaluación debe considerar aspectos como la expectativa razonable del individuo, el tipo de datos personales que se tratan y el impacto potencial en la privacidad del individuo.

Ejemplos de interés legítimo

Para entender mejor cómo se aplica el interés legítimo, veamos algunos ejemplos prácticos:

1. Prevención del fraude

Una entidad financiera puede tratar datos personales para detectar y prevenir actividades fraudulentas. Este es un claro ejemplo de un interés legítimo, ya que la protección contra el fraude beneficia tanto a la organización como a los clientes, y el tratamiento de los datos es necesario para identificar patrones sospechosos.

2. Seguridad de la red y de la información

Las empresas pueden tratar datos personales para garantizar la seguridad de sus redes y sistemas de información. Esto incluye la detección de accesos no autorizados y la protección contra ataques cibernéticos. El interés legítimo aquí radica en la necesidad de proteger los datos y la infraestructura tecnológica de la organización.

3. Mercadotecnia directa

Una empresa puede utilizar el interés legítimo para llevar a cabo actividades de mercadotecnia directa, como el envío de correos electrónicos promocionales a clientes actuales. Aunque la mercadotecnia directa puede considerarse un interés legítimo, es esencial realizar una evaluación de equilibrio para asegurar que no se invada la privacidad del individuo y que se proporcionen opciones claras para optar por no recibir dichas comunicaciones.

Tratamiento de datos personales bajo interés legítimo

El tratamiento de datos personales basado en el interés legítimo requiere una gestión cuidadosa y transparente. A continuación, se presentan algunos pasos clave para asegurar el cumplimiento con el RGPD:

1. Realizar una evaluación de impacto

Antes de proceder con el tratamiento de datos, es recomendable realizar una Evaluación de Impacto en la Protección de Datos (EIPD). Esta evaluación ayuda a identificar y mitigar los riesgos asociados con el tratamiento de datos personales y a demostrar que se han considerado los derechos y libertades del individuo.

2. Documentar la base legal

Es fundamental documentar el interés legítimo que se persigue y cómo se ha llevado a cabo la evaluación de equilibrio. Esta documentación debe estar disponible para demostrar el cumplimiento en caso de una auditoría o inspección por parte de las autoridades de protección de datos.

3. Informar a los individuos

La transparencia es clave en el tratamiento de datos personales. Las organizaciones deben informar a los individuos sobre el uso de sus datos personales y la base legal para dicho tratamiento. Esto puede incluir detalles en la política de privacidad o en comunicaciones directas con los individuos afectados.

4. Proporcionar mecanismos de exclusión

En situaciones donde se utilice el interés legítimo para actividades como la mercadotecnia directa, las organizaciones deben ofrecer a los individuos la opción de optar por no recibir dichas comunicaciones. Esto asegura que se respeten los derechos de los individuos y se mantenga la confianza en la organización.

Un enfoque equilibrado 

El interés legítimo es una herramienta poderosa para las organizaciones que buscan tratar datos personales de manera legal y ética sin el consentimiento explícito del titular de los datos. Sin embargo, es crucial que las organizaciones comprendan y cumplan con los requisitos establecidos por el RGPD, incluyendo la realización de evaluaciones de equilibrio y la documentación adecuada del proceso. Al hacerlo, pueden asegurar que sus prácticas de tratamiento de datos sean transparentes, justas y respetuosas de los derechos y libertades individuales.

En última instancia, el uso del interés legítimo en la protección de datos requiere un enfoque equilibrado que beneficie tanto a las organizaciones como a los individuos, fomentando un entorno de confianza y seguridad en el manejo de la información personal.

Más artículos sobre cumplimiento normativo

Más de 20 años cumpliendo contigo

¿Necesitas ayuda?

Te asignaremos un consultor experto para buscar una solución a tu problema en menos de 24h. ¡Escríbenos!

¡Será un placer ayudarte!

¿Necesitas asesoramiento personalizado?
¿Necesitas un presupuesto a medida?

Te ayudamos

Coméntanos tu problema para asignarte un consultor especializado y darte una solución jurídica en menos de 24hs.